Pequeños empresarios dominicanos tienen que pagar para protección

Pequeños empresarios dominicanos tienen que pagar para protección
Pequeños empresarios dominicanos tienen que pagar para protección

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (FENACERD), Manuel Ortiz Tejada, denunció que la delincuencia, la inseguridad ciudadana y las subastas para la importación de alimentos afectan sensiblemente el desarrollo de ese sector, que se ve agobiado por los robos, asaltos y la falta de oportunidades y de reglas claras.

Dijo que las subastas para importar determinados renglones alimenticios siempre son ganadas por los importadores más pudientes económicamente.

Entrevistado en el Tres A la Semana, que producen todos los sábados de 2:00 a 3:00 de la tarde por Cinevisión, Canal 19, los periodistas José Miguel Carrión y Daniel Candelario, el dirigente comercial afirmó que la situación ha llegado a tal extremo que muchos comerciantes tienen que pagar a bandas de delincuentes para no ser asaltados o atracados.

“Muchos de nuestros miembros tienen que pagar protección a bandas de delincuentes para evitar los robos, para no ser asaltados o atracados, con el agravante de que los comerciantes afectados no pueden denunciar a esas bandas extorsionadoras, porque entonces tomarían represalias”, expresó Ortiz Tejada.

Destacó que anteriormente los delincuentes actuaban básicamente en los barrios marginados y carenciados, pero hace tiempo que se están desplazando a sectores residenciales y pudientes, que tampoco escapan de sus acciones.

Agregó que “lo de la delincuencia es un problema muy serio, es una situación desesperante, porque ya los ladrones no tienen que ver con que los negocios tengan cámaras, no tienen que ver que estén protegidos con verjas metálicas; sus robos los cometen en Naco, en Piantini, en Gazcue, en cualquier parte del Distrito Nacional y en todas partes del país”.

Indicó que la institución que preside está preparando un levantamiento para determinar  y poner en conocimiento de las autoridades las zonas del país donde mayormente se están produciendo los robos y atracos contra los comercios de provisiones y de todo tipo de artículos y mercancías.

“Pero el problema es muy serio; ya no sabemos cómo enfrentar la situación, y por eso es que exhortamos a la Policía Nacional a que incremente la profesionalización de sus miembros, a que los dote de mayores y mejores equipos para que enfrenten la delincuencia con mayor efectividad, a que mejore las condiciones de vida de sus agentes”, agregó.

Llamó al Director General de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldryn Bautista Almonte, a que refuerce las medidas de vigilancia y de prevención para evitar que la delincuencia siga causando estragos en el sector comercial del país.

El presidente de FENACERD manifestó que la desaparición de los clubes deportivos y culturales en los barrios populares ha provocado el crecimiento de la delincuencia, ya que muchos jóvenes, que no tienen nada qué hacer en sus lugares de origen, fácilmente son conquistados para las malas acciones, y esto se ve agravado con el consumo de estupefacientes.

Afirmó que producto de esa situación, la mayoría de los comerciantes cierran sus negocios a las 9:00 de la noche y antes, y otros han optado por abandonar esas actividades, que por su grado de peligrosidad, sus descendientes deciden tampoco continuarla.

Efectos de las subastas

Ortiz Tejada afirmó que el sector comercial y empresarial que él representa es sensiblemente afectado por las subastas para la importación de alimentos, la falta de circulante, las altas tasas de interés bancario que se pagan en otros países, el desbalance comercial de la República Dominicana respecto a otras economías y los cuantiosos recursos que tiene que pagar el país por el servicio de la deuda pública.

Comentarios

Temas relacionados